Vestidos niña rosa: 3 errores que no debes cometer

La verdad es que la moda infantil cambia constantemente y cada año recibimos un verdadero aluvión de propuestas con colores de nueva tendencia. Las divisiones tan tajantes que antes existían entre los colores y los sexos también se han diluido bastante. Incluso Disney se ha propuesto cambiar los elementos tradicionalmente asociados a las niñas, lo que se pone de relieve en sus últimas películas como Frozen que ha logrado que todas las niñas quieran vestirse del color azul asociado al históricamente al príncipe del cuento.

vestido frozen

 

Pero bien sea por tradición cultural o sencillamente porque “es nuestro color” el rosa es sin duda el “rey” de las propuestas de moda para niñas y año tras año está presente en la mayoría de las colecciones.
¿Por qué crees que el color rosa encaja tan bien en el mundo infantil y en el de las mujeres en particular?
En la antigüedad esto no era así. El blanco era el color más usado en niños de ambos sexos, por la relación de este color con la pureza. Incluso en algunos cuadros antiguos pueden verse niños varones e incluso adultos vestidos con este color. No fue hasta el siglo XX, cuando gracias a la mejoras en las técnicas para teñir tejidos cuando empezó a usarse con mayor facilidad y en mayor cantidad el rosa en las prendas femeninas.
Es un color asociado al cariño, suavidad y amabilidad, inocencia, entrega y desnudez que surge de la mezcla del rojo, pasión, fuerza, coraje, acción con el blanco, símbolo de la calma, pureza, limpieza, honestidad y no cabe duda que esta dualidad identifica muchas de las cualidades asociadas a lo femenino. Parece un color hecho a medida para nosotras.
Pero ¿Es el color rosa único? Pues la verdad es que no. De hecho existen hasta 50 tonalidades rosáceas aplicadas en los textiles.

Bien es cierto que el rosa puede gustarte pero no tiene porqué ser el color favorito de toda mamá o niña, eso sería un cliché que no coincide con la realidad, incluso hay a quien no le gusta nada y lo evita, pero lo cierto es que toda niña en algún momento tiene alguna prenda de este color.
Pero, ¿A todas las niñas les sienta bien el color rosa? La respuesta es obviamente no, y aquí te damos tres claves fundamentales para que aciertes siempre al comprar un vestido rosa para tu niña:
Primero. Elige “tu rosa” no “uno rosa”. Tal y como hemos dicho no a todas las niñas les sienta bien el rosa o mejor dicho no a todas las niñas les sienta bien “el mismo rosa”. Cómo hemos comentado en este artículo existen hasta cincuenta tonalidades de rosa y por tanto seguro que algunos de ellos le favorece más que otros. Pero ¿Cómo se cuál es el que mejor le sentará?
Primero. has de saber que los colores se clasifican en fríos o cálidos en función de la cantidad de azul o amarillo que llevan mezclados respectivamente. Así los tonos rosas fríos, es decir los que resultan de mezclarlos con azul tenderán hacia una tonalidad morada o violácea, mientras que los mezclados con amarillo o cálidos se aproximarán más a un rosa pastel o anaranjado.
Si recuerdas nuestro post acerca de “Como elegir el color de vestido que más favorece a tu niña” para poder elegir el color que mejor siente a tu niña siempre has de fijarte en dos parámetros, su color de piel y de pelo y si la tonalidad del color del vestido es fría o cálida. Como regla general, las niñas que tienen un color de piel y pelo “cálidos” es decir piel tostada y pelo castaño les sientan mejor los colores fríos , mientras que las niñas con color de piel y pelo fríos, es decir piel muy blanquita y cabellos rubios muy claros o morenos muy oscuros les suele sentar mejor los tonos cálidos. Esto es así porque se produce un efecto de contraste entre el tono de la niña y el del vestido, haciendo que destaquen ambos, mientras que si el vestido y la niña son ambos en la misma gama, uno se “funde” o mimetiza con el otro apagándose mutuamente.

conjunto rosa

Segundo. El rosa no es un color básico, pero a la vez si es un color básico. Con ello me refiero a que no es que sea uno de los colores llamados básicos a la hora de combinarlos, sino que es un color que, primero puedes y  debes tener todos los años en el armario de tu peque y, segundo, sirve muy bien para un vestir casual o mucho más arreglado. Así que cuando compres prendas de este color “piensa en el largo plazo”, si quieres rentabilizar tu inversión. Si eliges formas simples y tradicionales como cortes de vestido sencillos y no recargados o con elementos que se puedan quitar o poner te darás cuenta de que las combinaciones y los looks que puedes generar son casi infinitos. Pero ojo, procura que el rosa esté en una de las prendas “primarias”, es decir en el vestido, o si llevas a la niña con un conjunto en el pantalón o camisa, y no en el abrigo o los complementos, que deberán ser eso si en colores básicos (blanco, negro, gris, azul marino o verde oscuro y últimamente también la tela vaquera). Así conseguirás que estos últimos te combinen no solo con su vestido rosa sino con casi todas las prendas que tenga.

vestido niña azul

Tercero. Compra el vestido rosa que te enamore pero no lo compres sólo “porque es rosa”. En nuestra experiencia durante años vendiendo vestidos hemos llegado a una conclusión: No todo lo rosa es bonito, pero si nos hemos dado cuenta que el rosa es el color donde las mamás se sienten “más seguras” eligiendo. Si te enfrentas a tener que decantarte entre dos tonos diferentes de un mismo modelo de vestido es frecuente que ante la duda te inclines por el rosa, y si tienes que elegir entre dos modelos diferentes todavía puede ser más definitorio. Nuestro consejo al respecto es que “te fíes de tu intuición”. Si hay algo que no te convence, no lo elijas aunque sea rosa, y más importante aún, no tengas miedo de elegir la alternativa. Tan solo ten presente los consejos que te hemos dado y ahora conoces sobre los tonos que más le favorecerán a tu niña y ya está.

vestido niña cuadros

 

Seguro que ahora siguiendo estos tres sencillos consejos vas a poder mejorar mucho el armario “en rosa” de tu peque, sin dejarte cegar por este color.
Para nuestra firma el rosa es un color muy importante, nos gusta mucho y todas las colecciones procuramos seleccionar los tonos más adecuados “para cada princesa” en nuestras creaciones. Nuestra diseñadora nos suele decir que toda mamá tiene en su cabeza un vestido especial de cuando era niña, pero curiosamente no suele ser rosa. ¿Nos cuentas como era el tuyo?

 

Compartir

Copiar enlace al portapapeles

Copiar