Vestidos de niña para ceremonia: ¿Qué compro si me han invitado?

Se acercan las ansiadas y temidas comuniones, bautizos y por supuesto bodas aunque estás están más repartidas a lo largo del año.
Para la niña que protagoniza la celebración se trata de su primer vestido real de auténtica princesa, un vestido muy especial y cuyo recuerdo perdurará para siempre. Sin embargo este artículo no trata de estos a los que dedicaremos otro post muy especial, sino de todas las otras niñas que asisten como invitadas a la comunión, bautizo o boda y que no pueden ser “menos princesas”.
Sin duda todos estos eventos suponen un gran gasto en la economía familiar: regalos, viajes y alojamiento, gasto en peluquería y estética y por si fuera poco a veces suponen la compra de vestidos, zapatos y complementos que solamente van a ser usados para ese momento, porque a diferencia de los adultos los niños crecen, así que olvídate de aprovecharlo para el próximo otoño y mucho menos para el año que viene.
Y aún encima, transcurrida la ceremonia oficial, las niñas son por encima de todo niñas y como no podía ser de otra manera les encanta jugar, con lo que transcurridos unos minutos ese look perfecto ha dejado de serlo: lazos perdidos, leotardos de “color suelo”, manchas de grasa en el vestido… acaba de transformarse de princesa Disney a princesa guerrera.
Claro que si merece la pena arreglarse un día y estar guapos toda la familia pero ¿Hay alguna alternativa en la que no tengas que comprar un vestido para un solo día?
Por supuesto que sí y aquí te damos dos sencillos consejos, que además te vendrán muy bien si eres de esas mamás previsoras que pretende aprovechar las rebajas de Navidad:
Un vestido es bueno si funciona con diferentes looks. Cuanto más “pomposo” sea el vestido mucho más difícil que se pueda combinar de diferentes formas. Normalmente los diseños más recargados se estudian para una única propuesta. Además sacrifican comodidad por “imagen”. El éxito de la duración en el tiempo de las principales firmas de moda radica en la sutil y elegante sencillez de sus diseños, cómo Dior, Chanel o Armani. Podrás ver que gracias a esa característica son capaces de combinar un elegante vestido con el que podrías asistir a los Oscar de Hollywood con un abrigo de piel o con una cazadora vaquera, e igualmente brillar.
Por eso has de buscar diseños que basen su propuesta de elegancia en la sencillez y no en la excesiva ornamentación.

vestido niña ceremonia 1
Además en los diseños infantiles hay un elemento que nunca puede faltar: “funcionalidad”, y eso se traduce en la capacidad de una prenda para adaptarse al estilo de vida del niño. Un patrón bien estudiado (ver nuestro artículo de cómo elegir la talla de vestido de niña adecuada donde hacemos mención a este hecho) además de lograr que el vestido le siente bien debe permitir una libertad de movimientos adecuada a su actividad normal.

vestido niña ceremonia 2

Podrás observar que algunos de nuestros diseños más elegantes son ideales para este tipo de eventos, pero además, combinándolos con los complementos casual apropiados, tendrás la oportunidad de usarlos una y otra vez en situaciones mucho más cotidianas, como una tarde de paseo o una sencilla cena familiar sin que parezca que llevas a la niña “demasiado cursi” o fuera de lugar.
Al fin y al cabo la elegancia trata de eso, de llevar la ropa adecuada para cada ocasión.
Segundo, elige colores sencillos, para que el vestido destaque por sí mismo y no en base a su dibujo, lo que hará que al pasar más desapercibido sea fácil “reeditarlo” y que parezca otro con una nueva combinación de complementos. Los estampados demasiados geométricos o recargados dificultan la posibilidad de combinarlos. Pero ojo, sencillos no significa que no puedan ser alegres, de hecho deben de serlo: rosas, azules celeste, blancos o con pequeños motivos básicos como lunares o rombos e incluso con estampados florales son clásicos de permanente actualidad.

vestido niña ceremonia 3
Un último consejo es elegir vestidos cuyos adornos y complementos sean desmontables, así, además de facilitarte suprimir o usar estos elementos en función de la ocasión, podrás retirarlos durante los lavados y plancha con lo que conservarás más fácilmente el vestido en perfectas condiciones.
¿Lista para buscar el tuyo?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy