La historia de Nené

¡Hola soy Nené!

Aunque suene a nombre de chicazo, soy una jovencita muy coqueta  y sobre todo inquieta.

Mamá me dijo que nací en Granada entre noches de bohemia y de fantasías en El Barrio del Albaicín

Ella siempre recuerda cada verano con nostalgia junto a la abuela.  La caló de Graná se hacía insoportable y la abuela insistía en que mamá ocupara su tiempo de forma provechosa y se hiciera una mujer hecha y derecha. Por cincuenta pesetas de la época, por las mañanas, mamá acudía a clases de bordado y costura con unas humildes monjas que bien sabe Dios, cargaban de mucha paciencia con mamá y sus retales. Por las tardes las andaba taconeando o intentando dar algún que otro paso de Alegrías, ese baile que te embruja y te engancha sin piedad alguna.

A pesar del encanto de los jardines de la Alhambra, con mucha convicción, mamá decidió dejar nuestra tierra para estudiar ingeniería y siguiendo los latidos de su corazón acabo en Madrid en busca de un futuro que no fuese incierto, para especializarse en lo que ella amaba, el Diseño.  La capi,  tan sofisticada como grandiosa, inspiró a mamá, en este bonito proyecto, fruto de su pasión por el flamenco y el arte español.

De sobra habréis notado que soy muy salá y exageradamente flamenca.  Me considero una niña con gracia y sobre todo, soy lista y no salgo de casa con cualquier cosa.

Me encanta hacer reír y nunca paro de jugar en el parque, saltar por los charcos, columpiarme y todos los días tenemos algún sarao especial, como ir a casa de la abuela, visitar a mis amigas, ir a clase baile y pintura…

Mamá decidió crear esta línea tan cómoda y chic, con la que poder hacer todas mis trastadas e ir guapa a todos los acontecimientos que se tercien en el día a día.  No solo me columpio y práctico deporte en el cole, sino  que ¡mamá hace magia! Con solo cambiar el pantalón de chándal y ponerme unos leggins o unos bonitos leotardos ya estoy preparada para seguir con la marcha.

Lo de canela me viene porque mis vestidos tienen superpoderes, si si, como oís, tienen una calidad y gusto exquisito,  con diseños exclusivos para disfrutar de cada momento.

El origen andaluz y la visión cosmopolita de Madrid fue lo que inspiró a mamá a crear esta firma de moda infantil con diseños con duende llenos de ingenio.

Luchadora como nadie, su mente sofisticada ha hecho que los diseños de Nené Canela estén llenos de vida. Gracias a su visión funcional  de ingeniera y su buen gusto en la moda, otorga una personalidad inconfundible que otros vestidos no poseen.

Nené Canela nace de la lucha por un sueño,  la añoranza  por Andalucía y la ternura por entender y adaptarse a las necesidades tanto de madres como de sus hijas. El resultado, diseños con alma que reflejan  equilibrio entre la funcionalidad y la estética.

¡La marca de los niños y las mamás felices!

Encantada de saludarles.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy