Cuando tu bebé niña se convierte en niña

¿Te ha surgido alguna vez la duda de si elegir una talla 24 meses o dos años a la hora de comprar vestidos de bebé niña? ¿Sabes cuál es la diferencia? En este post te vamos a explicar de forma rápida y sencilla como acertar a la primera para que la próxima vez que busques un vestido bebé, ya sea en una tienda de moda infantil online o en una tienda de tu ciudad no tengas esas dudas.

Ver crecer a nuestros hijos es sin duda uno de los privilegios más grandes que se tiene en el paso por esta vida. Parece que el tiempo se torna distinto a cuando no se es padre y los años se ven pasar desde una perspectiva muy diferente. Tan pronto estamos saliendo del hospital con nuestro pequeño, comprándole sus primeros vestidos de bebé como discutiendo con ella porque quiere ponerse otra cosa a la que nosotros proponemos.

Así es, el tiempo pasa muy rápido y lejos de angustiarnos por ello hay que procurar disfrutar al máximo cada etapa.

En líneas generales los cambios nos cuestan a todos y durante los tres primero años de vida de nuestros pequeños se producen un montón y muy deprisa: De dormir en su cunita con nosotros a hacerlo en su camita y su propia habitación, de no hablar a decir sus primeras frases, andar, empezar a comer alimentos sólidos… son tres años de record sin duda, tanto para ellos como para nosotros que no debemos frenarlos si queremos ayudarles a crecer y madurar correctamente.

Uno de estos cambios y que tiene que ver especialmente con la moda y como comprar vestiditos de bebé niña de forma adecuada es el de las tallas en meses, que pueden ir desde vestido de bebé 0 meses o primera puesta, hasta  vestidos de bebé de 18, 24 e incluso 36 meses.

En consecuencia podremos ver que algunas firmas de ropa infantil tienen un mismo modelo en la talla 2 años por ejemplo y en 24 meses, ante lo que nos podremos preguntar ¿Cuál elijo? ¿Serán iguales?

Pues bien, aunque en apariencia son la misma talla en realidad se trata de dos vestidos totalmente distintos: así, el de la talla 24 meses sí que es un vestido bebé, pero el de la talla dos años no es un vestido de bebé sino que se trata de un vestido para una niña. Me explicaré:

vestiditos de bebeEl primero está diseñado para el cuerpecito característico de un bebé, con la cabeza y los bracitos proporcionalmente más grande que el resto del cuerpo, las piernas más cortitas, esa característica barriguita y especialmente importante el tema del pañal, ya que de llevar pantaloncito, braguita, culot o tratarse de un mono de bebé o ranita han de tener esa parte dimensionada para albergarlo.  Además se tienen en cuenta otros aspectos como que la pequeña apenas o todavía no ande y que se desplace en carrito o pase la mayor parte del día sentada o tumbada, para no colocar elementos en la parte de atrás de la prenda que puedan incomodarla al apoyarse.  Los elementos ornamentales como lazos, puntillas o flores se suelen colocar delante para que se luzcan.

Sin embargo el vestido talla dos años se realiza bajo un patrón de cuerpo de niña, cuyas proporciones son ya muy diferentes y más próximas a las de un pequeño adulto, es más estilizada, suele haber desaparecido la barriguita y desde luego ya no lleva pañal.

Por supuesto que hay marcas que no “respetan” estas diferencias, y que a la hora de fabricar vestidos de bebé o de niña simplemente copian el patrón, pero no debe de ser lo habitual. Si tenemos estos aspectos en cuenta podremos elegir el modelo que mejor se adapte a las características y momento de nuestra pequeña, porque no todos los niños llevan el mismo ritmo de crecimiento y es importante que sepamos distinguirlo.

Así que a partir de ahora, siempre que vayas a comprar vestiditos de bebé ten presente esta sencilla indicación y verás como tu pequeña estará más guapa y lo más importante, más cómoda porque la ropa le sentará mucho mejor al adaptarse perfectamente a su cuerpo.

¿Te ha gustado el consejo?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy