Vestidos de niña hechos a mano

Una frase que todos hemos escuchado alguna vez es la de que “Spain is diferent”, y en el caso de la moda infantil no podemos estar más de acuerdo.

Muchas de las firmas más importantes a nivel internacional tienen su origen aquí y eso no es fruto de la casualidad.

Lejos están ya los tiempos en los que una mamá, una tía o la abuela cosían un vestido a la peque de la casa. Los vestidos de niña hechos a mano y con toda la dulzura se convierten una auténtica joya que seguro muchas de las que hoy sois mamás  todavía recordaréis haber tenido. Entonces apenas había tiendas donde comprar y un vestido de niña o de mujer era un auténtico artículo de lujo no accesible a todo el mundo.

Pero después vivimos otra etapa: el avance social y desarrollo de la economía hizo que en pocos años surgiera una enorme diversidad de tiendas de moda infantil y marcas, que creaban vestidos de niña originales y de alta calidad ya que eran para un público muy entendido que hasta ahora los habían cosido por sí mismas, y esa pequeña industrialización y aumento de la oferta hizo que comprar moda infantil  ya no fuera tan inasequible como antes.

Durante muchos de esos años España fue un centro de confección de moda infantil muy importante y muchas personas, sobre todo mujeres se dedicaban a coser vestidos de niña originales en pequeños talleres distribuidos en varios puntos de la geografía nacional. Manos expertas capaces de dar vida a las creaciones de nuestros diseñadores de forma casi incansable.

Pero el mundo vuelve a cambiar y ahora va a otra velocidad fruto de las tecnologías de la información, la globalización, y para colmo la crisis…y con ella una guerra de precios. Todo ello empujó a muchas empresas a buscar países donde producir a menor costo, a industrializar procesos para abaratar costes, a pensar en un consumo masivo y desechable para un consumidor que compra, usa y tira, que busca una calidad “mínima y suficiente” y que se fija más en el precio, que consume rápido, lo quiere ya, y se cansa igual de rápido.

Vestidos niña hechos a mano: despacio, con mucho cariño y muy poquitas unidades

En Nené Canela hemos apostado por otra línea de acción. Somos conscientes de  la velocidad que lleva el mundo y de esa celeridad que las empresas tratan de imprimirnos, pero hemos decidido no compartirlo, y por eso nuestro eslogan es… “Despacio, con mucho cariño y muy poquitas unidades”

vestidos de niña hechos a manoNuestros vestidos de niña están hechos a mano, íntegramente en España por esas expertas manos que cuidan al máximo cada detalle para conseguir unos acabados de alta calidad.

Solo hacemos con pasión vestidos de niña originales; nuestro equipo de diseño y patronaje invierte muchas horas en crear y dar forma a esos vestidos, procurando que no solo sean bonitos sino que sienten bien y se adapten perfectamente al cuerpo del niño, con alto grado de confort para una etapa donde lo natural es moverse mucho.

Y además empleamos tejidos de la más alta calidad para hacer tan solo unas pocas unidades de cada vestido, conservando esa exclusividad que hace que tu niña siga siendo especial, única y diferente.

Todo esto puede parecer que va en contra de la lógica que hace rentable un negocio pero para nosotros la auténtica libertad consiste en poder ser fiel a tus valores  y gracias a vosotras que compartís esta filosofía podemos seguir pensando que un vestido de niña ha de ser esa pequeña joya de la que disfrutar.

Nené Canela, vestidos niña hechos a mano y con mucho cariño para ti en España.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy