¿Os vestían igual que a vuestros hermanos cuando erais pequeños?

Yo era la del medio de 3 hermanas, con lo que eso de vestir a juego en mí se daba con bastante frecuencia.

Cuando no me vestían a juego de la mayor me vestían a juego de la pequeña, y si podían hacer carambola, a juego las tres.

Por si fuera poco, luego estaba el tema de las herencias. Como yo heredaba lo de la mayor aun cuando ya pensaba que me libraba del modelito con el que me coordinaban con la mayor. Heredaba el más grande de talla, el mío pasaba a la pequeña y era otro par de temporadas con la misma prenda a juego entonces con mi hermana pequeña. Juntaba así 5 años seguidos con el mismo estampado, digo yo que era para acabar un poco hartita ¿No?

Y he de confesar que eso de vestir a juego no me gustaba nada

No solo porque yo tenía una personalidad rebelde y con unos gustos muy claros, sino también porque como buenos hermanas yo discutía a todas horas con ellas, y lo último que quería por aquellos entonces era parecerme a ellas.

Y creo que mi hermana mayor no lo llevaba precisamente mejor que yo. En parte por gusto particular y por ese querer estirar la etapa bebé al máximo, a mi mamá le parecía una feliz idea vestir a mi hermana mayor como una muñequita para que fuese a juego de la peque, pero a ella, por sus protestas creo que no le gustaba tanto.

Pero fíjate como son las cosas que todo lo que protesté de chica a mi madre por esto, cambié radicalmente de opinión cuando la madre fui yo.

De bebes me encantaba llevar a mis hijos a juego, sobre todo porque esto me aportaba muchas ventajas, las más obvias eran simplificación en las compras, a la hora de poner lavadoras, elecciones diarias de dos…

Pero además de eso lo fundamental es que llevar a los niños coordinados afianzaba mi sensación de unión familiar. Es una manera muy visual que nuestro cerebro interpreta de forma sencilla potenciando la sensación de unidad, tanto para nosotros como de expresión hacia el resto y eso me gustaba.

Pero si miramos desde el punto de vista de los niños, lo mismo ellos no ven las ventajas tan claras, y tal y cómo me pasaba a mí de pequeña es probable que no les guste.

Sabéis que me preocupa y me siento implicada con utilizar la moda desde edades tempranas como un medio para el descubrimiento y desarrollo de las personalidades y refuerzo de la autoestima de los niños.

Desde esta perspectiva me parece interesante PLANTEAR UNAS PAUTAS que nos sirvan de guía a la hora de elegir llevar a nuestros hijos vestidos igual.

DE LOS O A LOS 2AÑOS

no tienen apenas capacidad de elección, cuando rechazan una prenda suele ser por un criterio de comodidad. Asegurándote de que este punto está controlado es la mejor edad para llevarlos a juego de sus hermanos.

A PARTIR DE LOS 2AÑOS

A partir de los 2 años ellos ya empiezan a tener y expresar sus preferencias, las cuales están basadas fundamentalmente en criterios de comodidad, gustos por colores, o por alguno de sus personajes favoritos. No nos debe resultar complicado si queremos llevar a varios hermanitos coordinados respetar sus gustos y hacerles un poco partícipes dentro de los límites de nuestra elección.

A PARTIR DE LOS 8AÑOS

El tramo más difícil es a partir de los 8-9 años, que es cuando empieza la pubertad, etapa clave de formación de la personalidad, de la búsqueda de su propia identidad, y nuestra única preocupación en cuanto a claves de moda se refiere, debe ser guiarles y enseñarles a tomar sus propias decisiones desde la aceptación de sus propias personas.

Y aquí os dejo “la clave mágica” en esta etapa tan difícil: el punto es llevarlos coordinados o a juego, que no es lo mismo que iguales. Si a nosotras nos gusta llevarlos a juego, está bien siempre y cuando tenga cabida el respeto por su propia evolución y gustos, es fundamental escucharlos y que sus criterios tengan cabida y respetar esas pequeñas diferencias de edad para nosotros, pero que son tan importantes para ellos y donde necesitan saber que se reconoce “que se hacen mayores”.

Así que recuerda: Probablemente no quieran ir igual que sus hermanos pequeños pero seguro que podéis encontrar una opción coordinada que cumpla con sus expectativas.

Y un truco más para no volverte loca: Busca primero el estilismo del mayor o del más rebelde y luego coordina al resto de hermanos.

Os propongo algunos modelos en los que podéis encontrar ideas para coordinar hermanos adaptadas a sus edades.

y a ti, te llevaban vestida como a tus hermanos...

comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Nuevo comentario

You are replying to a comment

Producto añadido para comparar.

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Para dar tu consentimiento sobre su uso pulse el botón Aceptar. Más Información