3 aspectos importantes para comprar online ropa de niños

Cada vez compramos más en tiendas online, es un hecho. Y la tendencia a futuro parece también bastante clara.
Lo cierto es que comprar online si se hace correctamente aporta muchas ventajas:
Te permite ver un montón de tiendas y hacer comparativas sin necesidad de patearte toda la ciudad. Claro que esto tiene cierto encanto y no olvidamos que para algunas de nosotras una tarde de compras es una experiencia de ocio insustituible. Pero no tener que hacerlo de forma obligada o ser más selectivas con las compras en las que si nos merece la pena salir, bien sea porque nos apetece o porque forma parte de otros planes combinados, es bastante agradable.
Puedes acceder a tiendas que no están en tu ciudad, e incluso en tu país. Y ya sabemos como nos gusta ir a todas “iguales pero sin llevar lo mismo que todo el mundo”.
Y además te lo llevan a casa, (estoy hablando de los comercios online puros, no los que te lo envían para recoger en tienda o si no te cobran) una ventaja obvia por la comodidad que supone no transportar cosas y sobre todo por el ahorro en desplazamientos, parking, tiempo etc. y allí te lo puedes probar tranquilamente, con varios de tus zapatos, bolsos o todas las combinaciones que se te ocurran o sin que la niña te monte el espectáculo fruto del natural cansancio. Esto en una tienda no es tan fácil.
Sin embargo, pese a que el mundo online ya forma parte indisoluble de nuestras vidas, comprar online vestidos o abrigos para tu niña por ejemplo puede a veces no ser tan fácil como te habías imaginado, y una vez que te pones te surgen mil dudas o barreras que finalmente pueden hacer que desistas del intento o que si lo logras te encuentres con un producto o prenda que no es lo que esperabas.
Aquí te doy tres tips que harán que tengas muchas más probabilidades de acertar con tu compra de ropa online:
Primero. Confía solo en firmas reconocidas con webs de calidad. Si se trata de una web descuidada, con fotografías de baja calidad, faltas de ortografía en sus textos etc. Desconfía. En su lugar busca webs en las que se note que la empresa “invierte esfuerzo y recursos en cuidar”, que estén a la última, especialmente en moda y antes de comprar busca dentro de ella testimonios de clientes que cuentan su experiencia al respecto. Las redes sociales si las tienen también son un buen indicador de su nivel de calidad y servicio.

opinión clientes

Segundo. Asegúrate de que los productos que exponen tienen no solo una buena fotografía sino que explican al detalle su composición, medio de confección y lugar de procedencia. La imagen puede ser bonita gracias a una buena calidad fotográfica e incluso a trucajes o retoques, pero si en la web pone que es algodón 100% o que ha sido confeccionado en España difícilmente te llevarás sorpresas de encontrarte un producto “por debajo” de lo que parecía en la web”. Por supuesto huye de esas webs “caseras” donde los productos están expuestos colgados en una percha cualquiera o fotografiados con mala iluminación. Puede que se trate de un buen producto, pero desde luego la empresa que hay detrás cuanto menos es “poco fiable” caso de que te surja algún problema con tu compra, y no olvides que para poder efectuarla tendrás que darle “información personal y bancaria” que si su web no es profesional corres el riesgo de no saber a “donde llega” y si estará bien protegida.

calidad web

Tercero. Asegúrate de que te pueden asesorar por chat “y” telefónicamente. Al menos al teléfono en horario comercial. El proceso de comprar en la web suele ser muy sencillo, aunque las primeras veces a todos nos cuesta un poco. Suele consistir en elegir la prenda con su color y talla (suele haber guías de tallas con medidas para ayudarte a acertar con ella,y te invito a que lesa nuestro artículo de cómo acertar siempre con la talla), seleccionar pagar el pedido, después suelen pedirnos datos para el envío como quien hace la compra y la dirección de entrega y finalmente seleccionar el método de pago seguro (tarjeta, paypal, transferencia, etc.) introducir los datos y terminar la operación. Aun así tener la posibilidad de que te asistan personalmente es una garantía de compra exitosa y mejora mucho la experiencia. Y a ser posible desde un teléfono fijo propio. Fíjate en lo que las personas mayores opinan al respecto, y no les falta razón. Una línea telefónica fija, no un teléfono de centralita donde puedas hablar con la empresa en directo.

servicio de atencion al cliente

Un último consejo es que elijas empresas que valoren “tu satisfacción”. La mejor garantía de que la empresa apuesta por sus productos es que te garanticen que si no quedas satisfecha te realizan cualquier cambio sin costo para ti o te reintegran el dinero. Ten en cuenta que aunque la empresa recupere la prenda, si a ti te devuelve todo el dinero a ella le supondrá perder los costos de envío y devolución al menos, con lo que se esforzará mucho porque el producto no te defraude.
Espero que te sirvan estos consejos para hacer con más tranquilidad tu próxima compra online. ¿Eres ya una compradora online empedernida?

Compartir

Copiar enlace al portapapeles

Copiar